El Castelón de Eilao

El Castelón de Eilao

Vista general del Castelón de Eilao, (Imagen: Eduardo Pérez-Fernández © 2018)

Localización

Cesa, en la parroquia de Eilao, concejo de Eilao

Catalogación

Identificado y descrito primeramente por Aurelio del Llano Roza de Ampudia en 1929, el yacimiento fue reconocido décadas después, en 1967, por José Manuel González y Fernández Valles quien lo añadió a su catálogo de castros de 1976. Incluido en la Carta Arqueológica del concejo de Eilao en 1999 por Bernandino Diaz Nosty y Gerardo Sierra Piedra.

Régimen de Protección Legal

Incluido en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias (IPCA) del 23 de diciembre del 2013 y en Catálogo Urbanístico del concejo de Eilao.

Descripción

Se emplaza en un montículo en espolón a 401 metros de altitud al SW de la capital del concejo. El contrafuerte se encuentra ceñido por el  riachuelo de El Castelón por las laderas septentrional y occidental y unido por el S a la sierra por un estrecho cuello. 

  1919

Según Aurelio del Llano, el yacimiento se emplazaba en un montículo que estaba defendido por un riachuelo cuyo curso pudo haber sido desviado hacia el foso para así aumentar sus dimensiones.(Del Llano, 1928:512-514) 

Dicho autor, a inicios del siglo pasado, pudo reconocer los restos de tres viviendas construidas con pizarra unida con barro. Dos eran aproximadamente circulares y una rectangular de medidas similares. Fueron levantadas en pizarra unida con barro, presentando una incurvación en altura semejante a las viviendas de Coaña que hizo pensar al autor en una techumbre abovedada. (Del Llano, 1928:513)

Restos de una cabaña circular en el Castelón de Eilao (Imagen: Eduardo Pérez-Fernández © 2018)

  1988

Se emplaza en un montículo defendido por el N y W por un riachuelo. Su recinto está escalonado en el sector NE en dos aterramientos. En el superior, que se ciñe a la cumbre, es donde se apreciaban los restos de las tres viviendas reconocidas por Aurelio del Llano. Según Maya dos de ellas eran aproximadamente circulares, de unos 5 x 4,70 metros, y la tercera de planta rectangular de medidas similares. En el momento de su reconocimiento aún se podían observar los contornos de las circulares así como algún muro recto de dificil interpretación. (Maya, 1988:32-33). 

Detalle de la muralla del recinto inferior en el Castelón de Eilao (Imagen: Eduardo Pérez-Fernández © 2018)

El recinto superior se encuentra delimitado por un enorme talud amurallado de hasta 5 metros de altura en algunos tramos, levantado con pizarra tabular, a hueso y doble paramento con relleno intermedio de material más menudo. La interpretación de los elementos defensivos del inferior es más complicada. Está conformada por otro potente talud amurallado en arco que converge hacia el acceso con otro segmento más occidental que que acota un amplio terreno concéntrico (Maya, 1988:32-33). 

Fosos del Castelón de Eilao (Imagen: Eduardo Pérez-Fernández © 2018)

El recinto inferior es de más compleja interpretación, «apreciándose un muro en arco que converge hacia la supuesta puerta, dejando encerrado otro muro en su sector y un muro más occidental que delimita un amplio terreno concéntrico. (Maya, 1988:32-33)

  2017

Detalle de la muralla del recinto superior en el Castelón de Eilao (Imagen: Eduardo Pérez-Fernández © 2018)

Descrito como castro en espolón por “un foso y 2 líneas de muralla muy bien conservadas, a diferente altura, formando dos terrazas de hábitat, aunque esta parece concentrarse en la superficie más alta del poblado.” La línea de muralla externa es descrita como “un gran talud amurallado o de hasta 5 m. de altura en algunos tramos” abrazando casi todo el poblado. En el frente meridional, “un canal excavado en la roca conduce el agua del arroyo cercano
hasta la vaguada de acceso al castro, convirtiéndolo en un complemento defensivo.” (Fanjul, 2014:339)

Periodización
  Período Romano

El Castelón se ha identificado como el primigenio Elanivm-Elanvm que es citado en el epígrafe de una olla carenada localizada en el castro del Chao Samartín (De Francisco & Villa, 2003:26-27). Según dicho material arqueológico (datado en el último tercio del siglo I y la primera del II d.C.) y la referencia a la aparición de piedras de molino romanas en el mismo (Del Llano, 1928:512-514) se puede proponer para el enclave por lo menos una ocupación de época romana.

  Edad del Hierro

Al igual que otros yacimientos de la zona no se descarta una fase fundacional en la Edad del Hierro Indeterminada.

Estado de conservación

El yacimiento ha sido puesto en valor para su visita. Un camino de acceso al lugar y un molino han colmatado un sector de los fosos en el frente meridional. A parte, el buen estado de conservación de las murallas se puede deber a acondicionamientos de épocas no muy lejanas, para conservar la nivelación del caserío.

Recinto superior del Castelón de Eilao, donde se aprecian los restos de cabañas modernas (Imagen: Eduardo Pérez-Fernández © 2018)

Leyendas y Tradiciones

Se desconocen.

Bibliografía

DE FRANCISCO MARTÍN, J. & VILLA VALDÉS A. (2003) “Toponimia de algunos asentamientos castreños en el occidente de Asturias. Nuevos datos epigráficos sobre vasos cerámicos. Revista de filoloxía asturiana. Nº 3-4 pp11-30

DIAZ NOSTY, B y SIERRA PIEDRA, G(1999): Carta Arqueológica del concejo de Illano. Consejería de Cultura del Principado de Asturias. No publicada.

FANJUL PERAZA, A.(2004) Los Castros de Asturias, una revisión territorial y funcional. Ayuntamiento de Teberga.

FANJUL PERAZA, A.(2014) Los Astures y el Poblamiento Castreño en Asturias. Tesis Doctoral. Universidad Autónoma de Madrid.

GONZÁLEZ Y FERNÁNDEZ-VALLES, J. M. (1976), Miscelánea Histórica Asturiana. Oviedo.

MAYA GONZÁLEZ, J.L. (1988): La cultura material de los castros asturianos. Estudios de La Antigüedad 4/5. Publicacions de la Universitat Autónoma de Barcelona. p.32

DEL LLANO ROZA DE AMPUDIA, A. (1928): Las Bellezas de Asturias de Oriente a Occidente. Oviedo

 

Share This