El Castru de Vigaña

Localización

Vigaña Arcéu, parroquia de Balmonte, Miranda

Denominación

El Castru, La Mata’l Castru

Historiografía

Identificado por Margarita Fernández Mier en 1996 e incluido en la Carta Arqueológica del concejo de Belmonte de Miranda elaborada en 1997 por Bernardino Díaz Nosty y Gerardo Sierra Piedra. El yacimiento fue excavado en los años 2012 y 2013 bajo la dirección de Margarita Fernández Mier y David González Álvarez con financiación del Plan Nacional de I+D del Ministerio de Economía y Competitividad.

Régimen de Protección Legal

Incluido en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias (IPCA) del 23 de diciembre del 2013 y en el Catálogo Urbanístico del concejo de Belmonte de Miranda.

Descripción Arqueológica

Se localiza en un promontorio o espolón calizo a media ladera, a una altitud de 540 m.s.n.m. y al SE de Vigaña Arcéu, sobre el valle del Pigüeña. Las primeras descripciones del lugar lo definen como un recinto de planta ovalada de 25 x 18 metros delimitado por los derrumbes de una muralla que en algunos sectores alcanza los 4,60 metros de ancho. El aparato defensivo se complementa con tres fosos y tres parapetos que en disponsición concéntrica rodean los frentes W, NW y SW. El foso interno presenta 25 metros de longitud, 4,60 metros de ancho, 2,60 metros de profundidad y confluye en un punto con el foso intermedio. Los dos fosos externos tienen una longitud de 25 metros y una ancho de 10 metros. El parapeto entre el tercer y el segundo foso tiene 16 metros de ancho y el localizado entre el segundo foso y el primero, 8 metros. En estas primeras descripciones se refiere que ambos estaban coronados por murallas (Fernández Mier, 1995, 1999; Díaz Nosty y Sierra Piedra, 1997).

También ha sido descrito como castro-torre de pequeñas dimensiones, unos 25 x 20 metros (Fanjul Peraza, 2004) y de medianas dimensiones, 70 x 40 metros, (Fanjul Peraza, 2014). Estaría defendido en el sector occidental por dos fosos excavados en la roca, complementados con una torre en la parte superior de la elevación. Sin embargo, esta descripción así como su localización, son erróneas como bien refiere González Álvarez, que realizó diversas actuaciones arqueológicas en el enclave durante los años 2012 y 2013 que permitieron obtener una topografía parcial del enclave y una correcta descripción de su morfología. Según las mismas, es un recinto de planta ovalada de escasas dimensiones, 35 x 35 metros delimitado por una muralla concéntrica complementada en los frentes N y W por dos fosos y terraplenes. En el sector septentrional y por fuera de la muralla, se documentó otro recinto anexo, una posible ampliación posterior.  (González Álvarez, 2016; González Álvarez et alli, 2018). 

Cultura Material

Durante las excavaciones se reconocieron tres construcciones domésticas, la C-3 de planta alargada fechada en la Primera Edad del Hierro y las C-1 y C-2 de planta circular y cronología IV-III a.C. En la zanja de cimentación de C-2 se hallaron evidencias de carácter social y simbolico como un bloque pétreo tocado con los cuernos de un carnero, un fragmento de asta trabajado como enmangue y un cuchillo de hierro afalcatado con enmangue. También se recuperaron cerámicas de la Segunda Edad del Hierro y unos pocos fragmentos de cronología altoimperial, huellas de actividad metalúrgica como restos de crisoles y escorias para la obtención de bronce. Los restos óseos muestran predominio de restos de vacuno, caprinos y cerdo, con presencia testimonial de équidos y escasa de ciervo, corzo y jabalí. En los referente a los restos carpológicos, se confirmó el cultivo de cebada, trigos desnudos, escanda y panizo (González Álvarez, 2016; González Álvarez et alli, 2018).

Periodización

La excavaciones arqueológicas muestran una secuencia de ocupación con inicios en la Primera Edad del Hierro y la construcción de una muralla perimetal en mampostería así como estructuras domésticas con materiales perecederos en el interior del recinto. Durante la Segunda Edad del Hierro se suceden una primera fase de actividades artesanales y otra posterior de trabajos metalúrgicos para la producción de bronce. La siguiente fase, a partir del siglo IV-III a.C, se define por la construcción de las otras dos cabañas y amortizan la fase metalúrgica. En las primeras décadas de la época altoimperial romana, se desmantela la muralla y se abandona el lugar (González Álvarez, 2016; González Álvarez et alli, 2018). 

Estado de conservación

El aprovechamiento agrario del lugar en época reciente ha modificado virtualmente su fisonomía mediante terrazas escalonadas, paredes de piedra y diversas colmataciónes (González Álvarez, 2016; González Álvarez et alli, 2018). 

Leyendas y tradiciones

Diversas informaciones orales y tradicionales que hacen referencias a los moros y tesoros (González Álvarez, 2016; González Álvarez et alli, 2018).

Bibliografía

DÍAZ NOSTY, B y SIERRA PIEDRA, G. (1997): «La Mata el Castro», ficha 101. Inventario Arqueológico del concejo de Belmonte de Miranda. Consejería de Cultura del Principado de Asturias. No publicado.

FANJUL PERAZA, A. (2014) Los Astures y el Poblamiento Castreño en Asturias. Tesis Doctoral. Universidad Autónoma de Madrid. pp. 248

FERNÁNDEZ MIER, M. (1995), Génesis del territorio en la Edad Media. Arqueología del paisaje y evolución histórica en dos concejos de la montaña asturiana: Miranda y Somieu. Tesis doctoral. Universidad de Oviedo. Pp, 62-64

FERNÁNDEZ MIER, M. (1999), Génesis del territorio en la Edad Media. Arqueología del paisaje y evolución histórica en la montaña asturiana. Universidad de Oviedo. Pp. 138-145

FERNÁNDEZ MIER, M. y GONZÁLEZ ÁLVAREZ, D. (2013): «Más allá de la aldea: Estudio diacrónico del paisaje en el entorno de Vigaña (Belmonte de Miranda)», en: Excavaciones Arqueológicas en Asturias 2007-2012. En el centenario del descubrimiento de la caverna de La Peña de Candamo. Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Principado de Asturias. Oviedo. Pp. 353-365

GONZÁLEZ ÁLVAREZ, D. (2016), Poblamiento y antropización de la montaña occidental cantábrica durante la Prehistoria reciente: una aproximación desde la Arqueología del Paisaje. Tesis Doctoral. Universidad Complutense de Madrid. Pp. 260-357

GONZÁLEZ ÁLVAREZ, D., MARÍN SUÁREZ, C, FARCI, C. LÓPEZ GÓMEZ, P, LÓPEZ-SÁEZ, J. A., MARTÍNEZ BARRIO, C., MARTINÓN-TORRES, M., MÉNENDEZ BLANCO, A., MORENO-GARCÍA, M., NÚÑEZ DE LA FUENTE, S., PEÑA-CHOCARRO, L., PÉREZ-JORDÁ, G., RODRÍGUEZ-HERNÁNDEZ, J., TEJERIZO GARCÍA, C., y FERNÁNDEZ MIER, M. (2018): «El Castru (Vigaña, Balmonte de Miranda, Asturias): un pequeño poblado fortificado de las montañas occidentales cantábricas durante la Edad del Hierro.». MUNIBE Antropologia-Arkeologia. Nº 69. Donostia. Pp. 211-237)

MARÍN SUÁREZ, C. (2011): De nómadas a castreños. Arqueología del primer milenio antes de la era en el sector centro-occidental cantábrico. Universidad Complutense de Madrid. Tesis Doctoral. 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This