El Picu Castiellu de Llagú

Localización

Llagú, parroquia de Llatores, Uviéu

Denominación

El Castiellu de Llagú, Castro de Llagú, Pico Castiello

Historiografía

Identificado el 12 de noviembre de 1958 por José Manuel González y Fernández Valles, siendo añadido a su catálogo de castros de 1966. Incluido en la Carta Arqueológica del concejo de Uviéu elaborada en 1984 por Beatriz Junquera Lantero. 

Régimen de Protección Legal

No fue incluido en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias (IPCA) del 23 de diciembre del 2013 ya que en 2005, tras una resolución administrativa, el yacimiento fue desmantelado y destruido por completo por una cantera cercana.

Descripción Arqueológica

Se localiza en una elevación aislada de conglomerados de calizas y areniscas a una altitud de 280 m.s.n.m., sobre la confluencia del río Nalón con el Gafo. Recinto de planta ovalada de unos 160 x 100 metros coronado por una acrópolis en el extremo septentrional. En su fase más antigua, entre los siglos VI y IV a.C, el recinto fue delimitado por los frentes meridional, oriental y NE por una muralla de bloques calizos de lienzo corrido bastante simple, no documentándose restos de estructuras domésticas claras en su interior. En los siglos I-II a.C, época prerromana final, se erigió sobre la muralla antigua otra de módulos de 38 metros de largo con dos entradas principales, una peatonal por el sector meridional y otra para carros por el NE, defendida en este sector por un foso, un antecastro y otro posible foso. Las cabañas asociadas a este espacio intramuros son de plantas redondeadas y pequeñas dimensiones, levantadas con materiales perecederos sobre una base de mampuestos o cimientos sencillos. 

A finales del siglo I d.C, bajo gobierno emperadores julio-claudios, se documentó un nivel de incendio generalizado que supuso la remodelación de la muralla antigua por otra de módulos más pequeños de 14 metros de longitud, ampliándose su trazado hacia el NE y monumentalizándose el acceso por el sur. En la segunda mitad del siglo I d.C la cerca se fortaleció con más lienzos adosados en el tramo central y una gran torre de planta redonda de 7 metros de diámetro, así como un cuerpo de guardia adosado de planta rectangular. En su interior de documentaron cabañas de plantas redondas y ovaladas contruidas con zócalos de piedra y materiales perecederos y la posible existencia de una sauna castreña en un espacio cercano a la acrópolis. En la última fase ocupacional, en época romana alto imperial, siglos I y II d.C la muralla es de escasa entidad, posiblemente de madera sobre los cimientos de la anterior. Para una secuencia ocupacional enmarcada entre los siglos VI a.C y II d.C se documentaron 50 construcciones domesticas, concentradas todas ellas entre los siglos II a.C y la fase final del siglo II a.C (Berrocal-Rangel et alli, 2002).

Cultura Material

En el lugar se recogieron los restos de un molino circular de mano, varios fragmentos de cerámica romana (terra sigillata) y un yunque de arenisca (González y Fernández-Valles, 1976). Posteriormente se refiere  el hallazgo de una moneda de bronce de Trajano en la cueva de La Ermitán, que parecía indicar una fase ocupacional de época romana (Maya González, 1988). Posteriormente, el enclave fue excavado en su totalidad, lo que permitió completar dicha secuencia. Las intervenciones arqueológicas fueron llevadas a cabo por Javier Rubial Martínez y María Luisa González Álvarez entre 1994 y 1996, por Luis F. López González, Yolanda Álvarez González y Miguel A. López Marcos en 1998, por Luis Berrocal Rangel en 2001 y 2005, y por la UTE Ánade-1:20 en 2005. Material cerámico, metálico, escorias y moldes de diversas fases entre el siglo VI a.C al II d. C (Berrocal-Rangel et alli, 2002). 

Periodización

Edad del Hierro desde finales del siglo VI y mediados del V a.C hasta finales del siglo I a.C. Época romana, desde finales siglo I a.C hasta siglo II d.C (Berrocal-Rangel et alli, 2002).

Estado de conservación

Tras una resolución adminitrativa, fue completamente desmantelado y destruido por  una cantera en 2005.

Leyendas y tradiciones

Se desconocen

Bibliografía

BALADO PACHÓN, A. & MARCOS HERRÁN, F.J. (2005): Excavación  arqueológica en el castro de Llagú (Latores, Oviedo). Campaña de excavaciones 2004-2005, Vol. III. Inédito. Depositado en el Museo Arqueológico de Asturias.

BERROCAL RANGEL, L.; MARTÍNEZ SECO, P.; RUIZ TRIVIÑO, C. (1999):. «El Proyecto «Llagú»: La excavación integral de un castro en la cuenca de Oviedo». CuPAUAM 25.2. Pp. 55-74

BERROCAL RANGEL, L.; MARTÍNEZ SECO, P.; RUIZ TRIVIÑO, C. (2002): El Castiellu de Llagú. Un castro astur en los orígenes de Oviedo. Bibliotheca Archaeologica Hispana 13. Madrid.

ESTRADA GARCÍA, R. (1997) «El castro de Llagú. Un bien cultural en peligro», Revista de Arqueología, 195, Pp.6-9 

FANJUL PERAZA, A.(2004) Los Castros de Asturias, una revisión territorial y funcional. Ayuntamiento de Teberga. Pp: 135

FANJUL PERAZA, A.(2014) Los Astures y el Poblamiento Castreño en Asturias. Tesis Doctoral. Universidad Autónoma de Madrid. Pp: 202

GONZÁLEZ Y FERNÁNDEZ-VALLES, J. M. (1976): «Catalogación de los castros asturianos», en Miscelánea Histórica Asturiana. Oviedo. Pp: 114

JUNQUERA LANTERO, B. (1982): «Castro de Llagú. Ficha 08.» Inventario Arqueológico del concejo de Oviedo. Consejería de Cultura del Principado de Asturias. No publicada.

MAYA GONZÁLEZ, J.L. (1988): La cultura material de los castros asturianos. Estudios de La Antigüedad 4/5. Publicacions de la Universitat Autónoma de Barcelona. Pp: 34

VILLA VALDÉS, Á. (2020): «El Castiellu de Llagú, notes sobro un casu con desenllaz llamentable pal patrimoniu cultural d’Asturies.». Astor, Cartafueyu de la Lliga Celta d’Asturies. Nº 18. 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This